Carta para Alexei y Maia

Estándar

Os merecéis un poema que hable de vosotros,
de la infinita felicidad que es llegar como si fueseis respuestas
a preguntas que sólo nos hicimos en silencio.

Pero habéis llegado a un mundo dónde las oportunidades son batallas,
y quiero explicaros que no estáis solos en este viaje.
Pero deberéis dar lo mejor de vosotros,
para que nadie os diga que os quedáis a medias.

Vais a tener que luchar a contracorriente,
demostrar que el planeta es redondo.
Salvar tantos obstáculos que al final del día os dolerán los pies de caminar.

Sois los únicos capaces de sacarnos de la sombra que nos asedia,
de conjugar el futuro,
y convertir la esperanza en un verbo.

No dejéis de sonreír,
pues las sonrisas se construyen con abrazos,
y al menos cuento cincuenta manos dispuestas a sujetaros,
para que el suelo sólo sea un apoyo para saltar más alto.

Sonreíd, porque tenéis dos corazones que laten por vosotros,
porque ellas son dos mantas, dos salvavidas para cualquier naufragio.
Amor con más de cuatro letras, y sin condiciones.

Que nadie se atreva a deciros que existen corazones diferentes,
cuando al final del día busquéis quién os arrope, recordad,
que nacisteis para gritar a los ignorantes que éste no es su mundo.

Vivid, con todas las consecuencias y engaños,
con el dolor y la risa, que llegarán como la marea,
con las ganas infinitas de inventar un mundo nuevo,
porque vuestra generación no debe admitir remodelaciones.

Cuestionadlo todo, nada está escrito con tinta permanente,
pensad por vosotros mismos hasta que sepáis lo que duelen los principios a toda costa.
Abrazad la incertidumbre,
y no temáis si el norte viene precedido del miedo,
pues crecer es perder y ganar, una y otra vez.

Quered con todas vuestras fuerzas, y no dejéis de abrazar,
de expresar los tequiero como si fuesen un mantra.
Sabed que las lágrimas son necesarias,
y siempre se curan al calor de un hombro amigo.

Sed vosotros a toda costa.
No dejéis que nadie os cambie,
pero permitid que os guíen y aprended.
Nadie tiene las respuestas, pero no dejéis de buscarlas.

Nosotros estaremos aquí, por si necesitáis aliento,
para lavar los días grises y reír en las fiestas.
Para aprender de vosotros, y dejaros una parte de lo poco que tenemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s