Siete años después del primer beso

Estándar

 

El último recuerdo que tengo de ti, trata de días de domingo,
sabanas revueltas, alguna borrachera
y muchas risas en el desayuno.
De ropa dos tallas más grande, de sofás con manta,
y de sueños de besar como Ingrid Bergman.

También recuerdo alguna lágrima
cuando tus maletas esperaban en la puerta
el tren que no llegaba y que te llevaría al futuro,
alejándote del presente.

La última vez que hablamos me dijiste,
que deseabas olvidarme como fuera,
por el miedo a enamorarte para siempre.

Traté de retenerte aquella noche,
mientras la calle se vestía de nieve y fiesta.
Tú trazabas huidas imposibles en los posos de aquel café recalentado y acabado,
que se parecía, según dijiste, a nuestro futuro.

Siete años después del primer beso,
encontré tu foto en una revista que hablaba de famosos y escándalos.
Decían que serías la nueva Audrey Hepburn,
que llorabas mejor que nadie en la pantalla,
y que tus sonrisas dolían más que mil puñales.

No decían que parecías triste.

Te fui a ver a aquella alfombra roja,
que tapa adoquines sucios vistiéndolos de gala.
Sé que me reconociste entre los miles de hombres que deseaban tus labios y tu sexo,
no me dijiste nada,
y entraste algo más triste por la puerta grande.

Aquella noche ganaste tu primer goya,
sonreíste como nunca,
pero yo sé que llorabas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s