Epitafio antes del olvido

Estándar

 

No me pidas que te diga que te echo de menos, o que te quiero,
porque tendría que mentir sobre tu marcha y sus daños colaterales.
Tendría que decir que nuestra historia no fue como rompernos el brazo a mordiscos,
y luego lamentar que las heridas cicatricen despacio.

Claro que recordaré cada segundo contigo como un tesoro,
pero lo guardaré tan hondo que no habrá mapa que pueda encontrarlo.
Te imaginaré algunas noches y recorreré esas caderas ilusorias,
pero se marchará tu recuerdo antes del alba,
para amanecer otra vez solo.

Habrá noches en las que desearé tus labios más que cualquier salvavidas,
y ten por seguro que naufragaré en cada bar
con la esperanza de que tus manos me sirvan la última copa
o me quiten la ropa y la piel, en cualquier habitación de hotel sin anestesia.

Olvidarte será un suicidio a largo plazo, una hipoteca.
Será volver a ti en cada ruptura para odiarte a muerte.
Recordar que hay zonas de mi cuerpo colonizadas por tus labios,
y que nadie podrá cerrar la caja que me partió en pedazos las costillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s