Reconozco

Estándar

Reconozco que no debí hablarte de ella, de su pelo corto,
de la sonrisa cansada perdida en mil naufragios.
De aquellas tardes en las que aprendimos a pedradas
que el futuro siempre se lucha en primavera.

Ella no me quería,
y dudo que hubiese derramado una lágrima por mí cuando me iba,
pero me enseñó el sexo en los hoteles, las miradas,
y los labios,que pasan factura cuando no te besan.

Aún así acepté su juego sabiendo que perdería tarde o temprano.
Abracé sus silencios como si fuesen salvavidas,
y perseguí sus caderas por todos los andenes de Madrid.

Lo que intento explicarte en estas líneas es que ella fue
culpable de todas mis heridas, y aún así la quise.
Pero me fui porque sabía que alguien como tú podría
borrarme su recuerdo a mordiscos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s