Transformación para una desconocida

Estándar

 

Buscamos un punto de verdad en la mentira,
hablamos de aeropuertos y estaciones.
Me comentó que buscaba en el naufragio una salida,
yo aquella noche llevaba puestas ilusiones.

Terminamos buscando entre las sábanas la ropa interior y los fracasos,
jurando no volver a equivocarnos.
Me dijiste que sólo eras una noche, una aventura,
yo te escribí mi número por si acaso.

Volví al bar para perderme, y no encontré ni rastro de tu risa.
Pedí un trago amargo al camarero, jugué a buscarte en otras chicas.
La casualidad libraba aquella noche de fracasos,
cuando aprendí que soñar era mentira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s