Transformación para Campanilla

Estándar

 

Sólo tengo dos brazos para poder abrazarte,
algunas veces no tendré camisa para que seques tus lágrimas.
Habrá días de tormenta sin paraguas y paraguas sin tormenta.
Pero siempre acudiré puntualmente a tus labios cuando te haga falta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s