Microversos XI

Estándar

Junto a ella creyó que el pasado era una pesadilla,
que sólo importaba el presente entre dos cuerpos desnudos.
Que el amor no tenía porqué definirse en largas enciclopedias,
que bastaba un segundo para que dos cuerpos fuesen eternos.

 

Perdí tanto el norte que acabe al oeste del este,
justo en al sur de donde había empezado.
Y allí si que no hay pingüinos.

 

Todo eran quizá cargados de nunca.

 

Tenemos eso que hace que follar entre tu y y sea la hostia

 

Sólo necesito un beso para que todos mis pasados sean olvido.

 

…y temblar de incertidumbre tras un beso

 

La casualidad sólo trabaja las noches
en las que los camareros sirven tragos amargos.

 

Dejarte la sensación de que el olvido, es algo parecido a mi.

 

Si nunca pude conocerte del todo,
¿Cómo quieres que no te olvide a medias?

 

Tu me dijiste:
Ante ciertos paisajes, todas las sonrisas se convierte en aliadas.
Esa sensación dura un instante,
pero dudo que haya algo más intenso.

 

Una vez perdí el sombrero,
y desde entonces escribo con una mano menos.

 

Cuando creía que no podía enamorarme más de ti,
descubro que reenamorarse es un nuevo verbo.
Y me reenamoro de ti hasta el túetano:
Presente, futuro y pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s