Historia de dos abuelos

Estándar

Tanto ella como él sabían que las peores tormentas
se desataban con una simple gota.
Quizá por eso le preguntó despacio por sus miedos,
y ella sonrió con la infinita ternura de los mejores besos.

No le fue fácil adaptar sus silencios a su risa,
ni acoplar sus horas solitarias entre libros,
a las miles de palabras por minuto que escapaban
de aquellos labios infinitamente rojos.

Ambos sabían de historias que terminan en fracaso,
de platos rotos y lágrimas saladas. Y sin embargo,
decidieron concederse una tregua y ser,
la excepción a todos los amores complicados.

Amaron siempre con mesura y se abrigaron
contra el frío que levantan los finales.
Construyeron un hogar sencillo y eterno,
que acabó, felizmente, tras sesenta años de abrazos.

Anuncios

Acerca de luiscanoruiz

Naci en 1987 en Valladolid. Soy escritor y poeta. Actualmente tengo un poemario, "VerS.O.S.", y tres novelas, "Los últimos días de noviembre", "Cómo Sobrevivir a Carla" y "Mike.316: Ángeles Caídos". Puedes consultarme más datos sobre mi en el resto de enlaces del blog.

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s