Refugees Welcome, Sociedad Limitada

Estándar

La historia nos juzgará como genocidas”

Luis Gonzalo Segura

Imagen sacada de eldiario.es

Imagen sacada de eldiario.es

Tranquila, tranquilo, hicimos todo lo posible para ayudar. Mandamos un mensaje al 280… con la palabra AYUDA, y nuestro euro seguro que compró quince litros de agua. Somos solidarias, eso nadie lo niega.

Tranquilo porque hicimos todo lo posible por ayudar. Incluso aguantamos el telediario, soportamos niños descalzos sobre el barro, manos ateridas de frío, fotos de Aylan que nos revolvieron el alma. No pasa nada, ese telediario era nuestra Cantidad Diaria Recomendada de Humanidad, nuestra dosis de drama en diferido. Así no nos olvidaremos que tenemos suerte de pertenecer a la parte alta del mundo.

Tú sabes tan bien como yo que nos indignamos en silencio cuando vimos aquello, pensando en la crueldad de un mundo que les empuja lejos de sus casas, y les obliga a jugarse la muerte para poder vivir.

Pero luego en el bar escuchamos a uno decir que no cabían, que no podíamos acoger a todos porque violarían a nuestras mujeres (como si las mujeres occidentales fuesen una propiedad de los hombres occidentales), robarían y cometerían atentados, porque nos odian.

Y no nos indignamos. No le partimos la boca a ese malnacido que se creía con derecho a opinar. No le callamos porque somos cobardes, porque nuestra comodidad depende de las fronteras y los muros. Si lo pensamos bien, dijiste, nuestros sofás están forrados de concertinas.

El tipo trajeado seguía diciendo que había visto los videos de los musulmanes llamando a la “yijat”, diciendo que odiaban a occidente. Todos los musulmanes sin excepción, dijo, porque él lo sabía. Y él, que no había salido de su puto barrio, nos acobardó, nos hizo cómplices de su vileza.

Pero nosotras fuimos las culpables de permitir aquello. Asentimos a cada una de sus palabras porque éramos educados, no queríamos crear conflicto porque respetábamos opiniones, como si todas las opiniones debiesen ser respetadas.

Pero sobre todo asentimos porque tenía razón: Nos odian. Tú me preguntaste qué opinaba de eso, y yo pensé: ¿Cómo no nos van a odiar si somos completamente ciegos ante su agonía?

Pero ni por esas lloramos, simplemente dejamos pasar las imágenes, nos terminamos el café, y al irnos sujetamos la puerta al tipo que hablaba de refugiados como de fútbol o política, opinando por opinar. Made in Spain. Ni siquiera nos dio las gracias al salir, pero no le dijimos nada porque somos educados, y todavía creíamos que el ser humano era bueno por naturaleza…

Tranquila, diremos que hicimos todo lo posible, será nuestro analgésico, pero no será verdad.

Anuncios

Acerca de luiscanoruiz

Soy escritor y poeta vallisoletano de 28 años. Actualmente tengo un poemario, "VerS.O.S.", y dos novelas, "Los últimos días de noviembre" y "Cómo Sobrevivir a Carla". Puedes consultarme más datos sobre mi en el resto de enlaces del blog.

»

  1. Esta reflexión nace de dos artículos que me han hecho sentir rabia, pena, miedo, culpa…

    -eldiario.es: Idomeni, la estación de trenes que se convirtió en un insulto a los valores europeos (http://www.eldiario.es/theguardian/campamento-refugiados-Idomeni-Union-Europea_0_495551425.html)

    -público.es – blog – Un paso al frente: La historia nos juzgará como genocidas (http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2016/03/17/3548/)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s