Consejo para atravesar tormentas

Estándar

Ante cualquier situación crítica, en una tormenta o durante una vorágine, la única consigna posible es sobrevivir sin perder lo que somos. Uno debe saber que nada de lo que allí ocurra va a tener demasiadas consecuencias en el futuro. Dejará heridas y pérdidas, pero si se sobrevive, habrá sido un éxito. Otra cosa distinta es cómo nos reconstruiremos después.

Lo más importante es tener claras algunas premisas sobre la estrategia a seguir. No se pueden hacer grandes cambios, a no ser que la situación sea desesperada. El timón tiene sus propias particularidades, y si lo mueves bruscamente, el barco perderá su capacidad de gobernarse. Los cambios o correcciones responden a un sólo objetivo: salir de esa situación.

Si nos encontramos parados en medio del mar, debemos fabricar remos y movernos despacio hasta que cojamos inercia. No podemos hacer explotar la Santabárbara y esperar que ello nos propulse, porque el impulso nos tirará del barco, para dejarnos nuevamente parados en medio del mar.

Los cambios han de venir despacio, así, si nos equivocamos, al contravirar no volcaremos. Es una cuestión de fuerzas. Y una vez haya pasado lo peor, y aunque los daños hayan sido grandes, podremos empezar a poner en marcha esa táctica que nos defina y nos haga felices.

Porque para vivir hay que sobrevivir. Siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s