Archivo de la categoría: Poemas

Sucesos simultáneos

Estándar

Mientras tú me mirabas con ojos llorosos
un niño en Delft se ataba unas alas
fabricadas en Taiwan,
y saltaba desde el tejado para poder volar.

Y lo hubiese conseguido,
pero en ese instante, en Canadá
alguien estudiaba que la gravedad
era la primera forma de caer.

La segunda forma de caer era comprender
que compartía tus abrazos con otro,
mientras en Montpellier
una chica celebra un golpe franco,
se abraza a su amigo, y contienen la respiración,
esperando que el lanzamiento entre,
dándoles la victoria,
y la posibilidad de besarle por sorpresa.

Quince meses después él la dejará por una amiga suya,
y ella llorará en el mismo instante
que un soldado israelí mira los ojos
de una joven palestina.
Y piensa que tras ellos se esconde
la mujer más bonita del mundo,
y la esperanza de la paz mundial.

Dos años después,
un misil lanzado por ese mismo soldado
destruirá la escuela en la que aquella palestina
ofrecía a los niños un futuro que nunca fue posible.
Tú sigues explicándome que nadie es culpable,
y en Irán ahorcan a un inocente.

Es curioso que, mientras en México
un narco eyacula en un orgasmo brutal,
tú te terminas el café con prisa,
y miras la puerta buscando una salida.

Por esa puerta entra la que podría ser la mujer de mi vida,
y en lo que se cierra atracan un banco a cincuenta metros
de dónde tú me dices que ya nos veremos.

Entonces todo se vuelve insignificante,
porque tu felicidad es compartida
con millones de tristezas.
Y tu marcha es sólo una anécdota en la vida de un parado
que es recontratado en su antigua empresa.

Anuncios
Minientrada

Los poetas somos piratas a la deriva en una patera.
El norte equivocado
un canto de sirena cuando bebes agua del mar, y el sol te quema.
Somos silencio y ruido, somos susurro y grito
Somos razón a medias, mil mentiras,
alguna certeza de restaurante de comida rápida,
Somos estatua y transeúnte,
Somos niños jugando a ser adultos,
que juegan a ser niños.

Poetas